EL CONVERTIDOR CATALÍTICO

Para reducir las emisiones de gases contaminantes a la atmósfera , desde hace poco tiempo , se incorpora el convertidor catalítico al tubo de escape de los automóviles. Se trata de un ejemplo de catálisis heterogénea , donde un sólido que recubre los canales de un panel-soporte de cerámica o acero inoxidable cataliza una reacción entre gases.

El convertidor debe desempeñar dos funciones catalíticas distintas:

  1. la oxidación del monóxido de carbono , CO , y de los restos de hidrocarburos sin quemar , CxHy a dióxido de carbono y agua;
  2. CO, CxHy -> CO2 + CO2 +H2O

  3. la reducción de los óxidos de nitrógeno , NO y NO2 , a nitrógeno:

NO, NO2 -> N2 + O2

Como se ve , los productos resultantes son bastante más inocuos.

Las dos funciones requieren dos catalizadores diferentes , aunque ambos suelen ser materiales de l mismo tipo: metales nobles (Pt , Rh) u óxidos de metales de transición (V2O5, Cr2O3). No obstante sucede , que si el catalizador es muy efectivo en una reacción , lo es poco en la otra , por lo cual es necesario el empleo de dos de ellos [por ejemplo , Pt para (1) y Rh para (2)].

De la eficiencia del convertidor da prueba el hecho de que los gases salidos del motor están en contacto con los catalizadores solamente 0,1 – 0,4 segundos , tiempo durante el cual el 95% de CO y CxHy , y el 75% de NO y NO2 son eliminados.

También hay que señalar la posibilidad de que el catalizador pueda <<envenenarse>> con determinadas sustancias que se fijan y bloquean los sitios activos de su superficie. Ello ocurre , por ejemplo , con aditivos antidetonantes que contienen plomo. Como se sabe , la gasolina con plomo tiene sus días contados , pero la utilización por error de este tipo de gasolina en un automóvil con convertidor dejaría a este último inutilizado.

Corte de un convertidor catalítico de contacto , que se ha empezado a utilizar en los tubos de escape de los automóviles. Así se cataliza la oxidación a CO2 del CO y de restos de hidrocarburos sin quemar , y la descomposición en N2 y O2 de los óxidos de nitrógeno , evitando lanzar gases muy tóxicos a la atmósfera.