La sinestesia como fenómeno artístico. Sonidos hablados, musicales o generales que evocan colores.

 

 

 

La sinestesia es un fenómeno por el cual un pequeño porcentaje de la población experimenta simultáneamente sensaciones procedentes de dos sentidos cuando reciben estimulación en uno de ellos. Pueden percibir vívidos colores cuando están leyendo palabras en un periódico o escuchando una sinfonía.

Es importante distinguir la sinestesia como fenómeno perceptual de otros fenómenos como las asociaciones basadas en memoria o de la sinestesia como figura literaria. En el caso de las asociaciones, un estímulo determinado puede estar asociado con un color particular. Cuando se le pregunta a una persona lo que le sugiere la palabra «plátano» es normal que responda que le sugiere una fruta o el color amarillo. No obstante, no perciben la palabra como si fuera amarilla sino que la ven escrita del color en que realmente está escrita. Al contrario, un sinestésico que experimenta colores para las palabras, puede que vea la palabra «plátano» de color amarillo, o tal vez la vea de color azul, pero la ve realmente de ese color aunque esté escrita con tinta negra. De igual modo, la sinestesia como figura literaria se utiliza para embellecer el estilo de una composición, pero ello es muy distinto del hecho de que el escritor esté experimentando tales percepciones.

Existen distintos tipos de sinestesia, aunque el más común, y por ello el más estudiado, es aquél en el que las letras, palabras o números evocan colores. Este tipo de sinestesia se ha denominado «color-grafema». También se da el caso de ver colores evocados por letras. En segundo lugar están las personas que perciben colores cuando se enfrentan a unidades de tiempo. También es frecuente el caso de ver colores en las palabras habladas, los sonidos, en general, o las notas musicales.

Este último caso es el que ocupa mi proyecto. Cualquier sonido y especialmente la música y su relación con los colores, y en menor medida con la forma. Hay claros tres espacios donde a través de los años y con miles de experimentos han logrado establecer una relación más o menos real artistas plásticos, músicos y científicos. Estos son:

I.                   Tono.

 

En primer lugar, el tono es aquella característica por la que un

sonido parece más agudo o más grave (dependiendo del número de vibraciones por segundo –frecuencia–. A menor longitud de onda, mayor frecuencia y por lo tanto más agudo).

 

Y por otra parte, el tono colorístico es aquel que depende de la luzmonocromática dominante y en donde los términos de saturación o pureza, dependen de la cantidad de luz de longitud de onda dominante y de la de luz blanca necesarias para ofrecer con una determinada mezcla de ambas la sensación del color de que se trata.

 

Tradicionalmente, la tonalidad musical se basaba en la sucesión de tonos en una escala en dónde convergen en la tónica o tono principal. En cuanto al tono visual, nos referimos a la cantidad de luz que expresa un color por sí mismo o en relación con los demás (color único). Observamos que refiriéndonos a ambas, decimos que estamos en tonalidad de Do mayor (Do M) o menor (Do m) y que la obra es de una tonalidad verde caliente o fría. Hasta tal punto es comparable que, en la enseñanza tradicional, para distinguir una tonalidad mayor de una menor el profesor siempre recordaba: “si es triste es menor, si es alegre estamos en tonalidad mayor”. No es difícil hacer unacomparativa con los colores fríos o tristes y los calientes o alegres y agresivos.

Comparando más específicamente características sonoro-visuales podemos ver:

Sonido Color

 

Do, re, mi, fa, sol, la, si                           violeta, azul, cyan, verde,                           

                                                                  Amarillo, anaranjado y rojo

 

agudo/grave                                             Saturación/Luminancia

 

Silencio                                                    Negro

 

Intervalos                                                Mezcla óptica

 

Acordes                                                   Capas, transparencias, collage

 

Consonancia/disonancia                        Complementarios/ opuestos

 

 

Esta relación podemos plantearla de una forma general aunque no real. Recordemos que hablamos de relación y, muchas veces, un color negro puede ‘gritar’ como un ruido o callar como un silencio (dependiendo siempre de la relación que se establezca con lo que le rodea). Kandinsky, por ejemplo, desde la intuición y no la física, dice del negro...

 

 

“...el negro es el color más insonoro, sobre el que cualquier color... suena con fuerza y precisión. No como sucede con el blanco, sobre el que todos los colores pierden sonidos...”

 

 

Y en consecuencia habla del silencio comparándolo al blanco, y define éste, no cómo algo muerto, sino lleno de posibilidades...

 

 

el blanco suena como un silencio que de pronto puede comprenderse”

 

 

II.                Luminosidad/Intensidad

 

 

 La luminosidad es la capacidad del color de reflejar la luz blanca que incide en él variando según la cantidad de negro. Son los

colores luminosos o agudos frente a los sonidos apagados o graves. Los científicos reconocen que la luminosidad emitida por distintos colores de igual energía, varía debido a la ‘subjetividad’ propia de cada color. Para evitarlo, utilizan células fotoeléctricas que midan ‘físicamente’ la luminosidad de los colores.

 

Cada gama de colores tiene una calidad particular que le es propia; puede estar compuesta de tonos fuertes, brillantes o de tonos apagados, como de uno o varios matices de color predominantes.

 

La intensidad del sonido por otro lado, consiste en la mayor o menor amplitud de las vibraciones. A mayor luminosidad del color, podríamos afirmar, mayor intensidad del sonido y viceversa. Hasta tal punto éstos términos están ligados, que ambos términos se utilizan indistintamente para catalogar uno u otro elemento. Por ejemplo, que un sonido sea muy luminoso o poco, está haciendo referencia tanto a la intensidad como a la ‘limpieza’ de ejecución y a la brillantez propia del sonido. ¿Qué quiere decir todo esto? Cuando un sonido ha de ser ‘limpio’, se está refiriendo a su independencia de los demás sonidos que lo acompañan y para ello, han de apagarse el resto y destacar la intensidad del primero.

 

 

III.Textura/Timbre

 

 

Hablaremos de timbre como calidad matérica del sonido y de textura cómo calidad material del color. En el caso del timbre, el sonido depende del instrumento que lo genere y en el caso de la textura, el color depende del aglutinante (aceite, alkil...). que se utilize con el pigmento, del instrumento con el que se aplique (pincel, espátula...) y del soporte sobre el que se aplique.

 

Esta tercera característica por tanto es la que permite distinguir entre dos fuentes sonoras que producen una misma nota; esto es, los diferentes instrumentos o, lo que es lo mismo en términos plástico-visuales, la técnica a emplear. El color puede expresarse en pintura por medio de los pigmentos o cualquier otro material (madera, cristal, hierro...) y cuya preparación –distintas técnicas– da al color un timbre o textura determinado al igual que el material con el que está hecho un instumento musical condiciona el timbre del sonido.