Calendario

enero 2012
L M X J V S D
    feb »
 1
2345678
9101112131415
16171819202122
23242526272829
3031  

Cuna africana y árabe del Hombre moderno?

¿Dónde surgió el hombre (y la mujer) moderno/a? ¿Cuándo apareció? ¿Cómo se dispersó por el mundo? Son preguntas que, sin duda, generan gran interés, peraunque respoderlas no es  sencillo.

Los datos fósiles, genéticos y arqueológicos, apoyan que el hombre moderno surgió en el África sub-sahariana hace entre 150.000 y 200.000 años (Beyin, 2011), pero en qué momento y qué rutas utilizó para salir de África, es un tema que aún no está resuelto.

Los datos culturales y fósiles más antiguos de los ancestros humanos se han encontrado en el este de África, concretamente en Etiopía. Los datos genéticos, especialmente los obtenidos a partir del análisis del genoma mitocondrial, refuerzan esta idea: la diversidad genética de las poblaciones africanas modernas es la más elevada, indicando que éstas, probablemente, son las poblaciones más antiguas y, por tanto, el origen de todas las demás.

En cuanto a las rutas que siguieron estos humanos cuando se dispersaron fuera de África, por razones geográficas obvias, se investigan de forma especialmente intensa los restos arqueológicos y culturales disponibles en el noreste de África, el suroeste de Asia y la Península Arábica.

La mayoría de los investigadores actualmente aceptan que la dispersión del hombre moderno fuera de África, produjo la progresiva sustitución de las poblaciones de Homo erectus en Asia y de los neandertales en Europa. Hasta hace poco tiempo, la comunidad científica consideraba que durante ese proceso de sustitución gradual, no se produjo “mezcla” genética con las poblaciones más arcaicas que poblaban esas regiones (vamos, que no se cruzaban con ellas!).

Una alternativa a este modelo (la alternativa multiregional) postula en cambio que el hombre moderno fue evolucionando a medida que se iba mezclando (reproduciendo) con individuos más arcáicos de las poblaciones que iba encontrando en su proceso de migración. Esta teoría, insistentemente defendida por algunos investigadores como Wolpoff, ha sido, sin embargo, muy denostada por la mayor parte de los investigadores.

En los últimos años, trabajos realizados a partir de la secuenciación del genoma mitocondrial realizados sobre fósiles de neandertales y otros homínidos, sugieren sin embargo, que la mezcla genética sí sucedió: se estima que haplotipos de origen Neanderthal están presentes en todas las poblaciones no africanas, y que los neandertales y otros homínidos, como el homínido de Denisova, pudieron haber contribuido en hasta un 6% del genoma de los humanos actuales.

En cuanto a las rutas que siguieron en su salida de África, en este momento existe gran discusión. Se supone que quizás no existió una única salida desde África sino varias. La propuesta más aceptada es que se produjo una dispersión hace 100.000-150.000 años desde el este de África hacia Arabia, el sureste de África y el suroeste de Asia (Beyin 2011). De 100.000-60.000 años, probablemente debido a la superpoblación, a la competencia y al cambio climático, H. sapiens siguió extendiéndose hacia el sureste de Asia. Hace entre 85.000 y 70.000 años, se produjo una rápida expansión desde las costas del este de África hacia Asia, vía el Mar Rojo. La reocupación del oeste de Asia hace aproximadamente 50.000 años, pudo ocurrir por una nueva oleada de poblaciones del noreste de África hacia el este del Mediterráneo, a través del corredor del Nilo (59-27.000 años). Se cree que los humanos que ocuparon el suroeste de Asia y Europa hace unos 50.000 años, se encontraron con los Nearthertales y que la ocupación de Europa se realizó en dos fases: una ocupación inicial del sureste europeo (hace unos 43.000 años) y un movimiento posterior hacia el oeste, a través del Valle del Danubio, que permitió la ocupación de la zona central y del sur de Europa (hace unos 40.000 años).

En cuanto a las etapas iniciales en las que, supuestamente, grupos de humanos salieron de África por el Mar Rojo y se dirigieron hacia el sur de Arabia, hasta ahora existían muy débiles pruebas genéticas de este proceso. Ahora, un trabajo realizado por un grupo internacional dirigido por la investigadora portuguesa Luísa Pereira, que ha sido publicado en la revista The American Journal of Human Genetics, ha analizado la secuencia del DNA mitocondrial en 85 muestras de personas actuales procedentes del suroeste asiático. La comparación con la información disponible de la secuencia de este genoma en unas 300 muestras europeas, sugieren que, de hecho, Arabia fue la primera parada en la expansión de los humanos modernos por todo el mundo y que probablemente existió una propagación hace unos 55-24.000 años desde el Golfo Pérsico hacia el Cercano Oriente y Europa.

 

Deje una respuesta

 

 

 

Puedes utilizar estos tags HTML

<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>