Sigue el proyecto Milenio en Bizkaia en:  

English (United Kingdom)Español (spanish formal Internacional)·  Euskara

Posibles acciones positivas para proteger el recurso agua

E-mail Imprimir PDF

 

La evaluación de necesidades tiene un margen de imprecisión considerable, lo que hace que sea difícil prever el futuro, aunque cualquier proyección tiene el valor de puesta en guardia. No es necesario esperar a que la escasez de agua global se haga real para experimentar los problemas que surgen cuando una sociedad sobrepasa sus límites hidrológicos, pues sobran ejemplos de lo que ocurre en los sitios donde ya se han superado esos límites. Es preciso actuar ya de cara a realizar los ajustes necesarios para evitar problemas futuros.

Globalmente, es necesario reconsiderar las tendencias actuales. Entre las medidas que se apuntan destacan dos: el ahorro de los recursos y el incremento de los recursos, acciones necesarias pero no suficientes. Considerándolas, hay que intentar además superarlas: configurar un nuevo razonamiento que vaya desde la economía del agua a la cultura del agua para llevar a cabo una gestión del agua adecuada.

Se trata de recuperar el valor primitivo del agua, su valor social y personal, fundamentándose en dos pilares: el ahorro y la progresiva disminución de la contaminación. Una sociedad que se implica también gestionando adecuadamente el recurso para repartirlo con parámetros de solidaridad. Es necesario, para reconstruir ese valor un debate social que estimule una nueva cultura de grupo basada en información veraz, un diálogo continuado más allá de las leyes, despojando el agua de presiones demasiado mercantilistas que impiden comprender su relevancia social. Una cultura que contemple el multiuso, el uso selectivo del agua, antes que su utilización indiscriminada; que sepa que reducir el desperdicio del presente es una de las más valiosas opciones de futuro.

Para construir esto, es necesario que cada persona comience reduciendo consumos, adoptando hábitos diferentes y participando en la gestión social integrada del agua. Una gestión social que demande una adecuada gestión administrativa por parte de los poderes públicos. Sólo de esta manera se contribuye a la mejora del presente y se empieza a construir el futuro.

AddThis Social Bookmark Button

© 2012 Cátedra UNESCO sobre Desarrollo Sostenible y Educación Ambiental de la UPV/EHU.