[PORTADA]


HOJA b

Cuando la cadena principal de un polipéptido (de color verde en la figura de la izquierda) se estira al máximo que permiten sus enlaces covalentes se adopta una configuración espacial denominada estructura b (Figura de la izquierda), que suele representarse como una flecha (Activar la opción de CHIME "display cartoon" con el botón derecho del ratón sobre la molécula de la izquierda). En esta estructura las cadenas laterales de los aminoácidos se sitúan de forma alternante a la derecha y a la izquierda del esqueleto de la cadena polipeptídica. Las estructuras b de distintas cadenas polipeptídicas o bien las estructuras b de distintas zonas de una misma cadena polipeptídica pueden interaccionar entre sí mediante puentes de hidrógeno, dando lugar a estructuras laminares llamadas por su forma hojas plegadas u hojas b (Figura de la derecha, con los puentes de hidrógeno representados de color verde).

 

Cuando las estructuras b tienen el mismo sentido N®C, la hoja b resultante es paralela (Figura izquierda de la tabla adyacente), y si las estructuras b tienen sentidos opuestos, la hoja plegada resultante es antiparalela (Figura derecha de la tabla adyacente).

hoja b paralela
hoja b antiparalela

Esta conformación es típica de proteínas fibrosas como la fibroína de la seda (Figura de la izquierda), donde numerosas estructuras b antiparalelas dan lugar a varias hojas b, pero también aparece en proteínas globulares como las inmunoglobulinas.