[PORTADA]


MONOSACÁRIDOS SIMPLES: EJEMPLOS

TRIOSAS
TETROSAS
PENTOSAS
HEXOSAS

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

TRIOSAS


En la vía metabólica de degradación anaeróbica de la glucosa (glucolisis) hay dos importantes intermediarios: el D-gliceraldehído (aldotriosa) y la dihidroxiacetona (cetotriosa). Al igual que los demás monosacáridos, estas dos triosas no aparecen como tales, sino como sus ésteres fosfóricos.

D-gliceraldehído
dihidroxiacetona
gliceraldehído-3-P
dihidroxiacetona-P

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

TETROSAS


De forma ocasional, aparecen en alguna vía metabólica. Ejemplos de aldotetrosas son la D-eritrosa y la D-treosa. Un ejemplo de cetotetrosa es la D-eritrulosa.

D-eritrosa
D-treosa
D-eritrulosa

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

PENTOSAS


Son de especial interés las aldopentosas D-ribosa y su derivado 2-D-desoxirribosa, constituyentes fundamentales de los ácidos nucleicos. Otras aldopentosas que se encuentran en la Naturaleza son la D-xilosa, que forma parte de los xilanos de la madera, la L-xilosa, la D-arabinosa y la L-arabinosa (En la figura no se ve su doble enlace C=O).

D-ribosa (forma cerrada en a)
D-ribosa (forma abierta)
D-ribosa (forma cerrada en b)
a-D-ribofuranosa
b-D-ribofuranosa
D-xilosa
D-arabinosa
L-arabinosa

Entre las cetopentosas, la D-ribulosa y la D-xilulosa aparecen como intermediarios metabólicos, generalmente en forma de ésteres fosfóricos.

D-ribulosa
D-xilulosa

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

HEXOSAS


La D-glucosa es el monosacárido más abundante en la naturaleza. Se encuentra como tal en el zumo de uva, en el suero sanguíneo y en el medio extracelular. Forma parte de los polisacáridos, tanto de reserva como estructurales, y constituye la base del metabolismo energético, ya que todos los seres vivos son capaces de metabolizar la glucosa. En nuestro organismo hay células (hematíes y neuronas), que sólo pueden obtener energía a partir de la glucosa.

D-glucosa (forma cerrada a)
D-glucosa (forma abierta)
D-glucosa (forma cerrada b)
a-D-glucopiranosa
b-D-glucopiranosa

La D-Manosa y la D-galactosa, así como sus derivados, aparecen en multitud de oligosacáridos de la superficie celular (como glicoproteínas o glicolípidos). La D-galactosa es un constituyente del disacárido lactosa, carbohidrato principal de la leche.

D-manosa abierta
D-manosa cerrada en a
D-galactosa abierta
D-galactosa cerrada en a
a-D-manopiranosa
a-D-galactopiranosa

En cuanto a las cetohexosas, la D-fructosa está presente en casi todas la frutas, a las que confiere su sabor dulce. La D-fructosa es levorrotatoria, y de ahí que también reciba el nombre de levulosa. Sus ésteres fosfóricos también son importantes intermediarios metabólicos.

D-fructosa (forma cerrada a)
D-fructosa (forma abierta)
D-fructosa (forma cerrada b)
a-D-fructofuranosa
b-D-fructofuranosa